Diario no diario. “Dibujando mujeres”

Deja un comentario


Cuando dibujo, sobretodo dibujo mujeres. Pero no dibujo a personas concretas, ni mujeres amigas, ni familia, ni del trabajo, ni desconocidas.

Paseo, viajo en bus, tren, metro… observo, retengo rostros, gestos.
Me gusta sentarme cerca de grupos de mujeres que toman café o refrescos en un bar y escuchar de qué hablan, cómo se mueven y cómo se dirigen unas a otras.
Paseando, echo vistazos, intento oler su perfume y observo su movimiento, cómo se visten y si van solas, cómo se comportan y caminan, y cómo lo hacen cuando van en grupo o pareja.

No cojo apuntes, solo observo, escucho, retengo.

Cuando dibujo, no pienso en esas mujeres. Busco en lo que he retenido, busco las formas que han quedado en mis sentidos. Tomo de referencia lo que soy y qué se refleja en ellas de mí misma, o de ellas en mí.

Quiero representar lo que compartimos en lo más esencial, en rasgos sexuales, femeninos, anatómicos.

Lo que soy, cómo me comporto y lo que hago con mi feminidad, por ser mujer.

No hay rostros, ahora, no hay lo que haces, ahora.

Dibujo tu sexo sin tí.

A ver, a ver qué sale, te lo enseñaré:

Anuncios

Soy mujer.

Deja un comentario


.

Soy mujer porque tengo sexo femenino.