Inventando. “Palabras que nunca dije II”

Deja un comentario

Nunca dije “Cínico”

Es la boca del hipócrita
la razón de esta mentira
fiel a interés del idólatra
como fiera en su guarida.

Es tu voz y vergüenza mía
descarada esta insolencia
del maltrato que es perfidia
a la falsa verdad evidencia.

Inventando. “Palabras que nunca dije I”

Deja un comentario

Nunca dije “Soez”

Tentadora la grosería
mostrando lo más vil
fatal reacción le daría
acojonando al gentil.

El soez adjetivo perdí
obviando aquella voz
si en tal caso si lo fui
propinando esta coz.

Inventando. “El beso borra la memoria en su umbral”

Deja un comentario

~

La palabra desparece en boca del amante,
acercando sus labios a otros labios,
en el que tapa cualquier salida de aliento.

Aniquilando verbo a recuerdos y mente,
aquella que dijeron, la olvidaron sabios,
sin aire oxigenado, el silencio es alimento.

Es el hecho y el momento, villano mortal,
intimida a los poetas, músicos y musas,
umbrales de viajeros sin fija dirección.

La palabra pierde signo y contenido formal,
devorando y callando el beso la astucia,
mudo sustantivo que dio nombre a la acción.

~

Inventando. “Construyendo realidades de palabra”

Deja un comentario

Era como hablar con ella misma, idea de un nuevo yo en el que creer. Dibujando en lo etéreo una oportunidad de ser en otro ser.

Con la palabra escrita, en un espejo sin reflejo de si, configuraba el entorno propio donde sueños e ilusiones pudieran resurgir.

Sus dedos conjugaban las letras al teclado, símbolos cargados de misterios, que su otro yo, desvelaría en el otro lado.

La correspondencia era mutua y fluida, en géneros de poesía y pasión. Una cita cada día, en paréntesis de rutinas y condición.

Estructuraron las redes de un nuevo lugar de dos. Unidad de silencios y pausas, entrecomillados, interrogaciones y puntos y seguidos.

-Cuelga tú…-
-No, tú primero-
-A la de tres, a la vez-
-…1…2…3…-
-…-
-¿Sigues ahí…?-
-Siempre estoy…-
-…-

Corría por las venas de su yo y su nuevo yo, la metáfora del amor, hecha de frases y renglones, de volúmenes hinchados de rubor.

Puentes descriptivos de un pasado, aceras narradas en fábulas. Juntos levantaron paredes, con puertas y ventanas.

Troquelados en alfabeto el tiempo y anhelo, esperaban acoger el momento de un encuentro con su gemelo.

Arriesgando en carne viva su piel vendería al texto imaginado. Frente a otro ser esculpido con voces, y entrelineas modelado.

Resta convivir sin paréntesis, vivir tocando, oliendo, mirando sus miradas. Gritando sin exclamaciones y riendo a carcajadas.

Contrataron su unión, y era como hablar con ella misma, un yo en el que ahora creía. Construida con la etérea palabra, ahora sería.

Mujer sin igual

Inventando. “Mil palabras”

Deja un comentario

En el silencio abismal mil palabras se dijeron,

atendiéndolas, murió la angustia ahogada,

desolando y alejando a quienes las oyeron.

Es ahora muda la voz y al aire no conmueve,

agonizante, es el eco en áurea dañada,

temeroso al desamparo de mano que no vuelve.

Ni pies, ni boca, ni lengua, ni gestos vi venir,

desnudo y en tambaleo, el desaliento navega,

mi pesar en infinita cadena desato al ocurrir.

Sin despedida, un no sin no, conciso y atónito,

a orillas blancas, quedé escuchando la nada,

la extensión de mi brazo nunca será anónimo.

En mi diario quedarán esas mil palabras,

sin troquelado, las páginas amarillearán,

en recuerdos conscientes enjuago mis ganas.