Inventando. “Oda al pecar”

Deja un comentario

Pecando I

~

La avaricia es mía
el reto de mi espejo
la codicia en porfía
de aplauso y festejo.

Tú eres mi lujuria
obnubilada carne
a este amor injuria
que en deseos arde.

Mi gula es viciosa
la aparente víctima
dando razón ociosa
a esta amiga íntima.

Tú eres mi envidia
lo tuyo que era mío
la altruista perfidia
es poder que ansío.

Es extraña la pereza
amando esta pausa
la gana no entereza
perseverando causa.

Tú alimentas mi ira
golpe de venganza
que el cruel admira
obrando la matanza.

Orgullosa soberbia
escritura que avala
la firma de mi fobia
viste trajes de gala.

~

Inventando. “Pecando de amor”

Deja un comentario

~
Qué cínico es el amante,
cuando ser honesto debe,
interesado y apasionante
en la palabra o beso leve.

Qué irónica la tristeza
abofeteada por sorpresa,
en un día que encabeza
el aliento que embelesa.

Qué golosa es la mentira
que a si misma traiciona,
sin amor y honor se retira
la recomendada anfitriona.

Que iracundo es el odio
incomprendida amistad,
del amor se hace acopio
maquinando la maldad.
~

Inventando. “La crédula”

Deja un comentario

¡Claro que sí!

En la crédula no habitaba la duda.

Confianza y entrega plena es su lema.

El iracundo la retaba a duelo constantemente.

El avaricioso la quería como trofeo.

El soberbio bailaba ante ella para que le aplaudiera.

El famélico disfrutaba atiborrándola hasta ponerla morada.

El lujurioso le metía mano y después se escondía.

El perezoso era un incrédulo, así que ni la miraba.

La envidia quiso ser su mejor amiga.

¡Claro que sí!