Inventando. “El beso borra la memoria en su umbral”

Deja un comentario

~

La palabra desparece en boca del amante,
acercando sus labios a otros labios,
en el que tapa cualquier salida de aliento.

Aniquilando verbo a recuerdos y mente,
aquella que dijeron, la olvidaron sabios,
sin aire oxigenado, el silencio es alimento.

Es el hecho y el momento, villano mortal,
intimida a los poetas, músicos y musas,
umbrales de viajeros sin fija dirección.

La palabra pierde signo y contenido formal,
devorando y callando el beso la astucia,
mudo sustantivo que dio nombre a la acción.

~

Expresando. “El abismo de un abrazo”

Deja un comentario

¡Abrazarte!, aunque caiga en el abismo,

donde la realidad pierde su sentido,

donde se desvanecen los pensamientos

donde todo se hace atemporal.

Diario no diario. “Dijo Shahrasad”

Deja un comentario

“Después de gozar de amor y felicidad,

la separación dolor nos ha traído.

~

Estar juntos, y separados luego,

no puede más que destrozar amantes.

~

Mejor es el breve momento de la muerte

que los largos días de distanciamiento.

~

Aunque Dios a todos los amantes reúne,

de mí se ha olvidado y en ansia vivo.”

(Versos recitados por una doncella mientras Nuraddín Alí ben Bakkar abandonaba su cuerpo, en la noche 200 de Las mil y una noches)

Diario no diario. “Cosas de amantes”

1 comentario


Entrar en la ensoñación, en el mundo abstracto de las ideas libres, en el umbral de la vigilia con las caricias de tu amante, resbalando en besos y saliva.

Yo: ¡Pregúntame!.

Tú: ¿Cómo estás?

Yo: En el entréxtasis del abismo, donde se me alargaron las piernas y los brazos para poder seguir abrazándote, a pesar del nunca y del siempre de una frase de amor.

Diario no diario. “Amantes”

Deja un comentario

El abrazo de los amantes crea un lugar.
Está lleno de posibilidades,
éstas, dependen del entre dos.

Por vivir esta sensación vendería mi hogar,
renunciaría a cualquier otra posibilidad.
Pues, ser amante, ser amado, crear esta forma
o este lugar, es de lo que depende vivir con
la sensación de poder perderlo todo,
poder crearlo todo otra vez, entre dos.

Confianza, vínculo e intimidad.
Nos generan y dan fortaleza para creer más
en ti mismo, y hacer lo complicado, sencillo.
Ser más fuerte en el entre dos, reforzando
y enriqueciendo las vivencias.
Conformar un lugar donde descansar,
allí donde siempre volver, un campamento base,
un hogar.