Inventando. “Ego, luego yo”

Deja un comentario

Ego, egolatría, egocentrismo o egoísmo. A veces no sé definir ciertos rasgos o actitudes del ser humano con exactitud pues, aunque sutilmente se diferencien, todas confluyen al mismo yo.

~

Ideal es la figura de mi cuerpo
consciencia excelsa de mi yo
estimo con paciencia y tiempo
mi reflejo en culto y adoración.

Simpatía hacia el propio amor
epicentro de lo mío y personal
viciado de virtudes su corazón
como es el amor incondicional.

Interesado es don en demasía
a lo ajeno atiende en descuido
es tacaño en halago y cortesía
patria de sí en carne esculpido.

~

Anuncios

Diario no diario. “Dibujo de puntos numerados”

Deja un comentario

-Dejo a la niña uniendo puntos del dibujo a descubrir. Después lo coloreará-.

Mientras, camino por calles asfaltadas, un pié detrás del otro, al compás de la música del auricular, escribo con tinta virtual, pinto con los ojos del pensamiento, doy la mano a mi otra mano, entrecruzan los dedos al calor, arrimo el hombro izquierdo al derecho, plegándome en el tiempo y el espacio, hacia el agujero de gusano que ya no existe, porque es supuesto. Pues ahí estoy, en la hipótesis de mí. Resuenan los ecos de ego en la cueva del tórax, latiendo al mínimo sustancial. Espirando el aire viciado del dolor y perdones concedidos, inspirando nuevos amores que abrillantan la oxidada piel.

-Añado más puntos numerados al dibujo por completar, así la niña se mantendrá ocupada. Después lo coloreará-.

Expresándome. “Me estoy consumiendo”

Deja un comentario

Hoy me estoy consumiendo
tragué los egos de mi misma
levitando al abismo despierto
silenciando la voz durmiendo.

Rozan mis pies en el infierno
duele este alma sin carisma
que ahogo en el yermo llanto
inválido es el olvido eterno.

Hambrienta de un banquete
de saltos a la deriva experta
canto insonoro de lamentos
maldigo la gana que acomete.

Liberarme debo de la prisión
por la mirilla asoma una grieta
desatar la reja de los cuentos
manejando torpe esta pasión.

No hay riqueza que promete
el desierto sin oasis al acecho
olvido ilusiones que aborrecen
a dios no albergo en mi mente.

Hoy lúcida me estoy muriendo
íncubos de Morfeo insatisfecho
arrancar rizos que me enreden
el latir a mi pecho encomiendo.

Inventando. “Endogamia del yo”

Deja un comentario

He vuelto a ver esta imagen, ya tiene unos años, recuerdo lo que quería expresar y me he dado cuenta de una cosa. Cuando has interiorizado un concepto y lo has llegado a trasladar con la claridad que pretendías, se queda dentro de ti, y aunque en el papel no se mueva o transforme, en tu mente sigue vivo.

La sensación es como si quisieras comprender el mundo a través del dibujo, igual que hacemos cuando escribimos, y cuando lo has analizado y desarrollado, se planta delante de tus narices algo parecido al resultado de la típica pizarra emborronada de ecuaciones de un físico o matemático.

Siento que, a medida que pasa el tiempo y sigo buscando ese conocer el porqué de las cosas, es como si agrandara mis ojos a una zona más extensa de mi piel.

Pero aún sigo sin comprender tanto, aunque no siempre es así, a veces lo veo todo tan claro que me asusta que sea más sencillo de lo que ayer me planteaba, incluso dejando de cuestionarlas.

¿De qué sirve la empatía?

¿Puedo tenerla conmigo?

Empática de mí, puedo ser,

hipocentro de proporciones

lujuriosa de emociones

contenedor de mi parecer.

~

Tú, conmigo,

ella, conmigo,

ellos, también conmigo,

y si puede ser, todos conmigo.

~

Y por el ombligo me colé,

que no sabía, fuera un sentido

un umbral desconocido

al corazón donde asolé.

~

Retumban los pensamientos

en la soledad de la cueva de mi,

reverberan los sonidos

en caricias y en miedo vil.

~

No puedo ser empática con ego

ni mirando al revés,

tendría que huir del cuerpo

para ver el embalaje del envés.

~

Es desvínculo quien hace el yo

y busca el germen del existir,

que cortado quedó en dos

cuando, uno, se dio a luz en el parir.

Y más escribo y más grande se hace mi yo, hipogeo del ego, epicentro de todo mi ser, punto de referencia de cada instante de vida. Y es que, aquí estoy, yo, yo sola, y si cierro los ojos, aquí sigo, sola, yo sola. Incluso cuando me encuentro contigo, o con ella, o con todos ellos, estoy sola aquí dentro. En el pensamiento.

Creo que todos sentimos algo parecido… aunque durmamos acurrucaditos con otro ser, por el ombligo nos colamos, entrando en la ensoñación irracional de nuestra poesía del vivir.

Inventando. “Oda al ego”

Deja un comentario

Leitmotiv del yo

epicentro fractal del ser,

hacia el frente sin estanco,

es mi causa permanecer.

~

Sin objetivos ni metas

no hay porqué ni razón,

me muevo para no pensarlas,

y desaparecen por tradición.

~

Quiero todo lo nuevo

renaciendo en cada amor,

olvido el existir ajeno,

para sustentar la ambición.

~

Ego me es afín

es simpático en el coloquio,

centrando la mirada en él,

no hay lugar al abandono.