De octubre de 2010

Conversaciones entre Gloria y Yo, que soy yo misma, en el cuadro “¿Qué estás pensando?” de mi cuenta en Facebook.

…………………………………………..
El día 28
Gloria: Ni pintando se me quita este suspiro que se ha agarrao a mi pecho, que pronto se convertirá en grito desagarrador, menos mal.
Yo: Desgarrador, dirás.
Gloria: Lo que digas, pero puse desagarrador.
Yo: No se puede, no existe.
Gloria: Verás que sí, eso espero.
…………………………………………..
El día 24
Gloria: De pequeña jugaba a: ¿Qué superpoder quisiera tener?.
Yo: ¡Ser invisible!
Gloria: ¡Volar!
Yo: Bañarme sin mojarme.
Gloria: Supervelocidad.
Yo: Rayos X en los ojos.
Gloria: Ahora quiero ser más visible, mojarme cuando me bañe, ir más despacio, no ver algunas cosas que puedo.
Yo: ¡Volar!
…………………………………………..
El día 18.
Gloria: Oficialmente oficial que el oficio de oficializar está oficializado.
Yo: Necesitas dormir, anda, ya termino esto solo.
Gloria: Te prometo que puedo hacerlo.
Yo: Creo que no estás en posición de prometer.
Gloria: Offff.
Yo: ¿Ves?, es Uffff. Veeeete ya, anda.
…………………………………………..
El día 18.
Gloria: ¡Cuánta fractalidad!
Yo: Dirás fragilidad, ¿no?
Gloria: En los copos también hay fragilidad.
Yo: Y fractalidad.
Gloria: ¿Eres un fractal de mí?
Yo: ¿Eres una fragilidad de mí?
…………………………………………..
El día 17.
Gloria: Al despertar mi mente se divertía haciendo trabalenguas. Como éste. “Queda equidistante el equipo que no es equitativo, equiparando a la equidad entre equinocios y equinos”.
Yo: Buenos días mezquinos.
Gloria: No pega.
Yo: Si que pega.
…………………………………………..
El día 16.
Gloria: ¿Quién no tiene miedo?
Yo: ¡Tengo lo menos cinco o seis!
Gloria: No puedes tener una cantidad.
Yo: Y por qué no iba a poder contarlos.
Gloria: El miedo es incontable, se tiene, se sufre.
Yo: Si, cierto, sufro lo menos cinco o seis.
…………………………………………..
El día 16.
Gloria: ¿Cómo pinta hoy?
Yo: Creo que pinta bien.
Gloria: ¿Cómo de bien?
Yo: Tipo estupendo.
Gloria: Como para qué.
Yo: Como pa pintarte las Meninas.
Gloria: Entonces vamos al campo.
Yo: En realidad hoy quería pintar.
Gloria: Dile que descanse, otro día pintará.
…………………………………………..
El día 15.
Gloria: Perdón, alguien llama a mi puerta.
Yo: ¡Déjame mirar por la mirilla!
Gloria: ¡Qué curioso eres!
Yo: No más que tú que vas a abrir, yo solo miro.
Tú: Será él otra vez. Decidle que duermo.
…………………………………………..
El día 14.
Gloria: Hoy voy a mentir.
Yo: Me fascina, tiene unos rincones extraordinarios.
Gloria: Vuelvo siempre por la misma fecha.
Yo: Lo disfruto cada vez como si fuera la primera.
Gloria: Se te nota en la cara, eres como un libro abierto.
Yo: Tanto que me gustaría ser una mentirosa.
Gloria: En realidad Yo, quiso decir “mentiroso”, a veces se confunde conmigo.
…………………………………………..
El día 14.
Gloria: Me importa un bledo.
Yo: Sabía que te ablandarías.
…………………………………………..
El día 13.
Gloria: ¿Alguien da mas?
Yo: Si, te doy la á de +?
Gloria: No te entiendo.
Yo: +, más, es lo mismo.
Gloria: Mas es lo mismo, ¿qué más da?
…………………………………………..
El día 12.
Gloria: Bis morgen.
Yo: ¿Qué haces, dos de qué?
…………………………………………..
El día 08.
Gloria: Oí que vendrá mañana.
Yo: ¿Viene sola?
Gloria: No.
Yo: ¿Se quedará?
Gloria: No, viene solo por un día.
Yo: ¡Oh!
Gloria: No te preocupes, siempre vuelve.
…………………………………………..
El día 07.
Gloria: Yo no te entiendo.
Yo: Te lo diré más claro.
…………………………………………..
El día 06.
Gloria: Tener que inventar el día es lo más extraño.
Yo: Los días ya están inventados, existen por sí mismos, amanece…
Gloria: Pues no lo es. Créeme.
Yo: ¿Quién los hace?
Gloria: Pues yo misma.
Yo: ¿Podré hacerlo?
Gloria: Por supuesto, te ayudo, no estás solo.
Yo: ¡Voy a inventar mañana!
Gloria: Ahora duerme, que estoy cansada.
…………………………………………..
El día 05.
Gloria: Siempre pensé que viviré más de cien años.
Yo: Son muchos, ¿no crees?
Gloria: Ahora creo que son tantos que yo llevaré flores a mi propia tumba.
Yo: ¡Hecho!, no lo dudes.
…………………………………………..
El día 04.
Gloria: Cuento los amigos que tengo con los dedos de una mano.
Yo: Pues debes de tener una mano llena de dedos, o bien, eres un ser extraordinario, ya que te cuento 96 amigos.
Gloria: Eso ocurre cuando las cuentas con los dedos del pié.
Yo: ¿Es que tienes más dedos en los pies?
Gloria: No, pero mis pies tienen más carisma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: