Realidades secretas

Secretas o no, no se cuentan, al menos no con la palabra,

si con señales, pistas y silencios.

“Ssssssh, es secreto”

Como niños en busca de un tesoro escondido, jugamos a adivinar.

“¿Por aquí, por aquí?”

“Frío, frío”

Te acercas a él.

“Templadoooo”

Como una mirada, una mueca imperceptible pero que es certera.

“¡Casiiii!”

Y nos da rabia, nos parece divertido jugar a buscar el tesoro, desvelar el secreto.

“Frío. Frío. Frío”

Dice el incansable y aburrido de guiarte al punto de ¡te quemaste!.

“No lo encuentro, dame una pista”

Y otro gesto, una mirada que despista jugando a alejarte del tesoro escondido.

Girando alrededor, pensando, observando cada movimiento del otro…

“¡Ajá!”

“No, frío”

Tesoros, secretos, verdades y despistes, esquivos y acertados.

“Paso”

“Es fácil, mira ahí”

Sin ningún interés lo descubrió, cuando el juego había terminado,

cuando el secreto en sí no tenía valor. El que lo escondió lo volvió a coger,

y se lo guardó en el bolsillo, siguió caminando y ninguno ganó o perdió.

“¿Jugamos a otra cosa?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: