Maldito estaba el poeta preso de verbos y metáforas,

discapacitado vital, en un mar de emociones áridas de entidad.

~

El poeta no despertaba amor,

ilusiones,

ensoñaciones,

deseo.

El poeta no engendró hijos,

ideas,

visiones,

proyectos.

El poeta no construyó,

puentes,

hogares,

caminos.

El poeta no recibió flores,

promesas,

honores,

versos.

~

Maldito estaba el poeta esclavo de rimas y consonancias,

en un mundo ilusorio, donde repartía metáforas yermas de realidad.

Anuncios